Eduard Bovet

Mercado chino

Circa 1840








 

RELOJ LEPINE EDUARD BOVET. SUIZO PARA MERCADO CHINO AÑO CIRCA 1830.

Reloj lepine de 5,5cm de diámetro, plata de ley, sin firmas en la esfera ni en el movimiento, pero dadas las características de ambos puede afirmarse que se trata de un reloj de Eduard Bovet, para el mercado chino. Esfera de esmalte blanco con numeración romana en esmalte negro estilizada, con números arábigos en la posición de 15, 30, 45 y 60 segundos típica de Bovet. Las agujas no son originales ya que éstas se perdieron y hubo que adaptar otras recientemente, es también característico de éste relojero la aguja de los segundos central. La maquinaria en latón dorado profusamente grabada  que por sus características de diseño y calidad puede decirse que es de Eduard Bovet. Tras abrir la tapa aparece otra interior de cristal perforada para poder dar cuerda y poner en hora, sistema de escape de áncora, estos relojes son muy buscados por los coleccionistas, especialmente los chinos y en su día se vendieron a los mandarines a 10.000 francos unidad.

Eduard Bovet empezó con su manufactura en la villa de Fleurier, Suiza en 1818, con posterioridad y siguiendo su instinto comercial, abre una segunda empresa en Besacont, en Francia, en el año 1832. Ambas empresas se especializaron en relojes para el mercado chino, eran relojes bastante llamativos tanto en el aspecto de sus esmaltados como en lo que respecta a la maquinaria. En orden a que los chinos pudieran pronunciar mejor su marca, algunos relojes los firmó como Tevoc. Con posteridad la empresa cogio tal prestigio y reputación que fue adquirida por Leuva Freres. Una vez absorbida, la compañía solo hacia relojes ocasionalmente para el mercado chino, dado que prefirió comercializarlos en Europa. En el año 1918 la compañía fue comprada por Ullman & Co.

 

Mercado chino

Grandes relojeros