E.Bovet

Circa 1840

Mercado Chino






 

RELOJ LEPINE DE EDUART BOVET. PARA EL MERCADO CHINO. CIRCA 1840

Para describir este reloj tan inusual tomo lo escrito por José Daniel Barquero es su “Enciclopedia del reloj de bolsillo” al catalogar un reloj igual a éste.

Reloj lepine de Edouart Bovet. Fleurier. Suiza (1797-1849): reloj fabricado para el mercado chino en caja de plata de 5,6cm, a este reloj lo que lo hace más inusual es la esfera y la maquinaria. La familia de maestros relojeros Bovet se especializaron principalmente en este tipo de relojes de bolsillo destinados al comercio con China, en todos destacan las espléndidas maquinarias en latón dorado profusamente grabadas y decoradas. La familia Bovet crea en 1822 una sociedad para comercializar relojes con China, la cual dura hasta 1864, siendo estas piezas con motivos o caracteres chinos muy apreciadas por los coleccionistas.

Reloj de plata, con tapa posterior en plata donde figura la firma en chino de Bovet y guardapolvos de cristal que permite ver la maquinaria profusamente grabada. Esfera muy inusual incluso en el coleccionismo en  China y hoy en día es muy preciada por el coleccionista internacional, siendo referenciada una pieza de iguales características por “Miller´s a Collector´s guiade” de Frankie Leibe, así como en la sección de inusuales de otros libros. Esfera de esmalte blanco sobre cobre convexo. Las indicaciones horarias son en esmalte negro y números romanos que nos indican desde las doce horas de la mañana a las doce horas de la noche, en la media esfera de la izquierda y en la de la derecha de doce de la noche a doce de la mañana. A continuación, alrededor de la indicación horaria, el reloj dispone del horóscopo en guarismos chinos, ya que en la cultura china la hora y el signo del zodíaco, así cono el año, afectan a su vida diaria. Encima de las XII, entre las XI y la  I en guarismo chino aparece el caballo y luego sucesivamente el buey, el mono, el gallo, el perro, el cerdo, la rata, la cabra, el tigre, el conejo el dragón y finalmente la serpiente), curiosamente la corona no está ni a las XII como en los lepine ni a las III como los saboneta. Agujas pica de látigo en latón negro. Esplendida máquina  con sistema de cuerda a llave en latón dorado toda ella grabada que por las características de calidad, materiales diseño época y grabados corresponde a la familia Bovet. En la cara interna de la tapa posterior y en letras chinas la firma de Bovet. Escape de áncora.

Edouart Bovet empezó con su manufactura en la villa de Fleurier, Suiza en 1818, con posterioridad y siguiendo su instinto comercial, abre una segunda empresa en Besacont, en Francia, en el año 1832. Ambas empresas se especializaron en relojes para el mercado chino, eran relojes bastante llamativos tanto en el aspecto de sus esmaltados como en lo que respecta a la maquinaria. En orden a que los chinos pudieran pronunciar mejor su marca, algunos relojes los firmó como Tevoc. Con posteridad la empresa cogio tal prestigio y reputación que fue adquirida por Leuva Freres. Una vez absorbida, la compañía solo hacia relojes ocasionalmente para el mercado chino, dado que prefirió comercializarlos en Europa. En el año 1918 la compañía fue comprada por Ullman & Co.

 

Mercado chino

Grandes relojeros